Cap. 4. El cliente suicida

El cliente suicidaNo hay mejor negocio para una empresa de servicios funerarios que una ola masiva de suicidios. Con este planteamiento, rebosante de siniestra ironía, la firma alemana Bergenum e Hijos ha colocado un cartel en el metro de Berlín, al otro lado del andén en el que esperan los viajeros, para que puedan leer el lema que acompaña a una sencilla imagen con aspecto de esquela: Come a little closer (“Acérquese un poco más”).

Queremos pensar que no es una inducción directa a quitarse la vida, sino una muestra de humor negro en la que detectamos signos que apuntan al modo de encarar la muerte y el suicidio hoy. La primera está presente por doquier en imágenes, películas y juegos; sin embargo, la conciencia de la mortalidad se ha escamoteado, sobre todo si se compara con la que estaba vigente desde hace siglos.

En lo que hace al suicidio, tradicionalmente ha sido condenado por motivos político-sociales, religiosos y morales. Este anuncio parece defenderlo con ironía por causas estrictamente económicas. Este hecho, además de permitirnos constatar que se ha extendido la lógica consumista a las experiencias más intimas haciendo de la muerte un producto más, ha dado pie a alguna consideración irónica también por nuestra parte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s