Cap. 18 . Colores de verdad

Colores

 

Las pinturas Faber-Castell se promocionan con un eslogan que da mucho juego filosóficamente: True Colours (“Colores auténticos” o “colores verdaderos”). Visualmente la campaña es llamativa. Después de seleccionar animales y objetos con un color característico, han sustituido la cabeza o la parte delantera en su caso por la punta de la pintura del color correspondiente. De ese modo, el mensaje es que el lápiz ofrece un tono tan real y auténtico como el de la cosa misma.

En el capítulo hemos dado un paso atrás y, antes de calibrar si la pintura amarilla corresponde con el plátano, preguntamos qué queremos decir en rigor cuando aseguramos que esa fruta tiene ese color. La cuestión nos ha conducido a recorrer diferentes planteamientos sobre la percepción: el realismo ingenuo y el científico, la teoría representacional clásica, el idealismo y el fenomenismo tendente al escepticismo.

La primera teoría mencionada opera de fondo en esta serie de anuncios. Las demás concepciones no podrían haber compartido el lema elegido, lo tendrían que haber matizado o modificado por completo. Aunque el realismo ingenuo es una posición discutida y problemática, hay que reconocer que el eslogan, comparado con el que se podría haber derivado de las otras propuestas teóricas, es comercialmente el mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s